Materia Prima: Lana Cachemire

Continuando con el Blog anterior y en la serie de “Materia Prima”, Estilo Retro y Vintage te trae en esta ocasión información sobre la Lana Cachemire; una de las materias primas mas caras y lujosas que puedas encontrar. 

La lana de cachemire no es una lana de oveja, como todos creíamos sino es pelo de cabra.

lana de cachemire
ropa cachemire

La fibra proviene de Cachemira, país situado al oeste del Himalaya, región de la que son originarias las cabras de las que se obtiene.
La cachemira, cachemir o casimir es una de las fibras animales de cabra más escasas y menos comunes del mundo y a su vez una de las más valoradas. Es suave al tacto, sedosa, ligera y buen aislante térmico; se considera un material de lujo para fabricar prendas exclusivas.

Por sus características y su escasez su precio es relativamente elevado comparado con el de otras fibras y por ello usarla es muestra de clase, lujo y distinción.

La lana de cachemir también es muy duradera. Si se cuida bien, una prenda de cachemir durará toda la vida.

Origen

La cachemira se obtiene a partir del procesamiento del vellón de la pequeña cabra de cachemira, cuya fibra es particularmente fina, suave y cálida, ya que le sirve para protegerse de la dureza del invierno en la estepa del Gobi, con temperaturas que pueden bajar hasta los -40 ° C. La cabra de cachemira (Changthangi, Kashmir Pashmina) se encuentra en las solitarias y aisladas poblaciones locales de las montañas del Tíbet, en la vertiente sur del Himalaya y la región de Xinjiang en China, zonas de montaña con temperaturas bajo cero.

Literalmente, Gobi significa “sin agua”, pero en realidad bajo tierra se esconde la reserva necesaria para la escasa y plana vegetación que forma el hábitat natural de las cabras. Siguiendo una tradición milenaria, los pastores trashuman más de tres veces al año en busca de tierras más prósperas para sus animales, dejando el tiempo necesario para que la naturaleza se regenere.

cabras himalaya

Photo by Steven Lasry on Unsplash

La recogida se compone de dos fases: un primer corte de la capa más gruesa en primavera y un cepillado manual del vellón durante la muda, cuando se consigue una lana fina llamada duvet. Luego, los pelos se seleccionan, se limpian y se tejen en hilos. De cada animal se pueden obtener al año unos cien gramos de cachemira, con lo que se necesitan mínimo dos cabras para conseguir un jersey fino, y hasta seis para prendas de tejido más grueso
himalaya

Photo by Caitlin Wynne on Unsplash

Producción

La producción mundial del llamado Soft Gold (oro suave) representa aproximadamente el 0,5% de la producción total de lana. Es un tejido excepcional, escaso y difícil de encontrar. De hecho, a pesar de que las cabras han sido domesticadas, su cría sigue siendo bastante difícil y factible solo en un clima extremo. En 2016, los chinos clonaron la primera cabra de cachemira y en abril de 2018 se documentó el nacimiento de su descendencia. Por el momento, sin embargo, los costes son demasiado altos para la producción a gran escala. No obstante, el precio sigue cayendo.

Además, China ha logrado bajar drásticamente el precio del tejido aumentando el número de animales que pastan en terrenos cada vez más pequeños. Hoy en día, unos 29 millones de cabras pastan en las estepas, casi cinco veces más que hace 30 años. Esto ha provocado la desertización del 25% del terreno utilizado para el pastoreo, en una zona donde las temperaturas han aumentado cuatro grados desde 1940, frente a un aumento global promedio de alrededor de 1,5 grados.

Cabra cashemire

De Redtigerxyz – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7103766

La fibra se obtiene de la parte más profunda, más fina y delicada de la lana de esta cabra. Esta lana está producida por los folículos secundarios, mientras que la capa exterior más basta y protectora, está producida por los folículos primarios.

La producción de la cachemira pura, resultado de la eliminación de la grasa animal, la suciedad y los pelos gruesos de la lana, se estima a unas 6500 toneladas anuales. La cachemira ultra fina o Pashmina es producida por las comunidades en la Cachemira India, pero su rareza y alto precio junto con la inestabilidad política en la región hacen que sea muy difícil de producir y de regular su calidad. Se estima que la producción anual por cabra es de 150 gramos.

Mongolia cuenta con la lana con la fibra más fuerte y larga: 43 milímetros, frente a los 35 del producto chino. Cuanto más larga es la fibra, menor es la tendencia a desgastarse y a crear esas antiestéticas bolas que se forman en las zonas de mayor fricción

Photo by Tara Evans on Unsplash

La producción procedente de los altiplanos de Ladakh y Tíbet se ha reducido significativamente, y el 67% de la cachemira mundial proviene de las cabras que pastan en la región de Mongolia Interior, en el norte de China. En segundo lugar, entre los productores está Mongolia (22%), luego están Afganistán e Irán, pero el material de estos dos países es mucho menos apreciado

Propiedades

La cachemira es un tejido extremadamente ligero y cómodo. La ropa hecha de lana de cachemir es versátil y no voluminosa. La lana de cachemira se puede tejer en una amplia variedad de estilos y tiene un estiramiento natural, por lo que no perderá su forma. Su adaptabilidad a la temperatura es notable, debido al alto contenido de humedad de la lana. Durante el invierno, la tela de cachemira lo mantendrá caliente y en verano fresco.

Cachemira significa indiscutiblemente lujo, aunque en los últimos años los precios han bajado significativamente, llenando los estantes de las tiendas de prendas mucho más accesibles

Cuidados

Como tela delicada, la lana de cachemir debe ser cuidada adecuadamente. Para lavarla a mano, use jabón líquido o champú para el cabello con acondicionador 2 en 1 en agua limpia a 30° C.

Debes evitar lavarla con detergente enzimático biológico, ya que las enzimas (lipasa y proteasa) que contiene atacarán la lana, lo que hará que se debilite y agujeree.

Tienda online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad